Todo proyecto tiene la posibilidad de retrasarse o cambiar los requisitos en la etapa de desarrollo. En mi caso (y creo que no soy el único) como front-end developer trae un extra negativo, y es que cuanto más tiempo paso desarrollando el front de una tienda, más aumenta mi tolerancia a ver los errores, o los defectos en la maquetación debido a la fatiga de trabajar en un mismo proyecto, o en las mismas páginas durante más tiempo del que debiera. Es algo inconsciente y un poco vergonzoso, así que he decidido ponerle nombre: “Visión selectiva”

Para evitar las consecuencias de este problema (más retrasos en la entrega) hay que tener en cuenta un par de puntos:

Establecer un roadmap

Antes de tirar la primera linea de código y realizar el análisis lo mejor es crear un roadmap, un diagrama de Gantt o un esquema de todas las páginas, módulos y desarrollos a realizar de modo que se “pase” por esa página el menor número de veces. Si se “pasa” más de dos veces por la misma página es posible de que haya un problema de análisis, o en la gestión de requisitos entrantes.

Maquetar -> Validar -> Fix -> Validar -> Cerrar

No seas tu propio QA

Antes de pasar el proceso de validación si es necesario que valides tu propio trabajo, tanto a nivel de calidad de código como respecto a los requisitos iniciales descritos. No obstante, no es recomendable tener la última palabra uno mismo en la validación, ya que se puede haber entrado en la etapa de “visión selectiva” y se te pueden pasar por alto detalles o requisitos.